El mejor momento del día para entrenar

El mejor momento del día para entrenar

¿Hasta qué punto tiene influencia la hora del día para entrenar? ¿Lograremos antes nuestros objetivos si hacemos deporte en determinados momentos? ¿Es importante que siempre vayamos al gimnasio en el mismo horario? En este artículo te daremos las claves para que elijas el momento óptimo para alcanzar tu bienestar físico y mental a través de la práctica deportiva.

Contents

La mejor hora para lograr un completo bienestar

Vamos a empezar con claridad: no hay unanimidad para establecer un horario óptimo para la disciplina deportiva. No existen resultados concluyentes al respecto, aun si acudimos a estudios mínimamente serios y testados sobre grupos de personas lo suficientemente representativos.

¿Mañana, tarde o noche?

Algunos especialistas consideran que el mejor horario para el entrenamiento es por la tarde, ya que la fuerza muscular se encuentra en su momento de mayor auge del día. Por ello, es más difícil que se produzcan lesiones. Además, por las tardes nuestra mente también está más alerta.

Sin embargo, otros expertos aconsejan la franja horaria de la mañana como la más conveniente, ya que acelera el metabolismo del cuerpo para el resto de la jornada, lo que ayuda a la quema de grasa global. El menor acondicionamiento físico del cuerpo por la mañana puede superarse con un calentamiento efectivo.

En cuanto al horario nocturno, sí es cierto que se han establecido relaciones que vinculan el ejercicio con la posterior dificultad para alcanzar el sueño. Pero también es verdad que una actividad física intensa parece ayudar a dormir a algunas personas.

El deporte y entrenar para mejorar salud y bienestar

Ya ves que no está claro en absoluto. Tú mismo, con la ayuda de un entrenador, puedes establecer qué horarios son los más convenientes para tu situación particular. Es importante que tengas una visión general, dentro de un estilo de vida saludable, lo que debe incluir factores como una dieta equilibrada.

Ventajas del entrenamiento matutino

Si nuestras obligaciones laborales y familiares nos permiten la posibilidad de un buen  madrugón, existen una serie de beneficios derivados de entrenar por las mañanas:

Compromiso y perseverancia

El esfuerzo de madrugar hace que tengamos una sensación de mayor aprovechamiento del tiempo y marca una creencia de “deber cumplido” que nos acompañará durante el resto del día.

Relajación

La práctica de cualquier actividad deportiva nos ayuda a reducir el estrés, gracias al efecto que las endorfinas provocan en nuestro cuerpo. Hacerlo a primera hora alivia nuestra sensación de agobio y permite una impresión de “carga de energía” desde primera hora.

Regulación de horarios

Nuestro organismo reacciona favorablemente a la rutina del ejercicio a primera hora. Además, se saca un mayor partido de la regulación hormonal producida durante el descanso nocturno.

Ventajas del entrenamiento vespertino

Si el entrenamiento por las tardes (o incluso por las noches) es el que más nos conviene, los beneficios que ello conllevará son los siguientes:

Reducción de lesiones

Con nuestro organismo en su apogeo, disminuye el riesgo de sufrir lesiones musculares, ya que hemos entrado en calor convenientemente con la actividad diaria. La temperatura corporal es más alta por las tardes y esto repercute favorablemente en la prevención de una lesión.

Relajación

El deporte por las tardes, después de la dura jornada laboral, nos ayuda a desviar nuestra atención de los sucesos del día y rebaja nuestro nivel de ansiedad.

Energía

Una actividad física tardía se ve favorecida por la ingesta de alimentos a lo largo del día. Para ello, es importante que nuestra alimentación sea lo más adaptada posible a nuestro ritmo diario.

Conclusión

Por lo tanto, el mejor momento para practicar deporte o ir al gimnasio es, en realidad, aquel que más te convenga. No valen las excusas, siempre podrás encontrar un hueco en tu ajetreada jornada para incrementar tu salud y mejorar tu calidad de vida.

El ejercicio físico, practicado con moderación y con ilusión, es un complemento perfecto para lograr un completo bienestar mental y emocional. Ten presente que no es necesario llevar a cabo actividades muy complejas, has de elegir aquellas actividades que más te gusten: puedes optar por ir al gimnasio, pero también por salir a correr o en bicicleta, quedar con los amigos para jugar un partido, o simplemente un entrenamiento en casa.

Si necesitas asesoramiento para establecer unos patrones que te ayuden a encajar la actividad física con el resto de tus rutinas, dentro de una visión global para alcanzar la felicidad, la psicología online es una opción que puedes tener en cuenta. Aquí mismo puedes plantearle tus dudas a un psicólogo profesional especializado en la consecución del bienestar: Contacto

Saber decir no

  Saber decir no Dar un “no” por respuesta se ha asociado …

2 Comments

  1. Pingback: Definir abdominales sin esfuerzo con bosu ~ Ángel Rull, psicólogo online

  2. Pingback: Adelgazar en verano sin atracones de comida es posible ~ Ángel Rull

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *