Menú Cerrar

Estrés y Trauma

Definimos estrés y trauma como el impacto que sufrimos ante diferentes acontecimientos que han ocurrido o que nos ocurren en nuestra vida. Esos eventos pueden ser más o menos frecuentes, pero todos ellos dejan heridas psicológicas en nosotros que nos afectan y repercuten en diferentes áreas de nuestra vida. Aunque el paso del tiempo podría ir dejando atrás esos acontecimientos, cuando se ha generado una herida traumática o el estrés ha sido repetido durante mucho tiempo, no siempre hay una completa recuperación natural. Es en esos casos donde la terapia psicológica online es indispensable.

¿Cómo definimos estrés y trauma? ¿Qué consecuencias tienen en nuestra vida?

Estrés y trauma son respuestas emocionales y cognitivas que aparecen en nosotros cuando algún acontecimiento ha resultado psicológicamente desbordante. Esto no siempre tiene que ver con la gravedad del hecho en sí, sino del impacto que ha supuesto para la persona que lo sufre.

  • Por estrés entendemos la presión interna o externa que sufrimos provocada por algo que supera nuestros recursos disponibles. Esto puede ser debido a diferentes situaciones o acontecimientos que generan una mayor demanda de lo que realmente estamos capacitados para dar. La sobrecarga puede ser puntual o mantenida en el tiempo. Y, cuanto más se alargue, más daño físico y emocional ocasiona.
  • En cuanto a trauma, lo entendemos como una herida psicológica duradera provocada por un acontecimiento o una situación concreta. Lo ocurrido impacta de una forma desbordante en la persona, generando emociones intensas y reacciones fisiológicas muy elevadas. El evento traumático no siempre se supera con el tiempo. Por lo que esto quedará en nuestro cerebro como una amenaza que podría darse en cualquier momento, haciendo que estemos en hipervigilancia, entre otros síntomas muy incapacitantes.

El mantenimiento en el tiempo del estrés puede acabar convirtiéndose en trauma. De ahí que estrés y trauma estén directamente relacionados.

Psicólogo Online Estrés
Psicólogo Estrés on line

El paso del tiempo

Cuando sufrimos acontecimientos negativos, tendemos a pensar que, junto a una buena gestión, el paso del tiempo todo lo curará. Sin embargo, no todo lo que nos ocurre acaba pasando por nosotros sin consecuencias. Incluso con la mejor de las gestiones, podemos tener secuelas de lo vivido.

En el caso del estrés y trauma, ocurre precisamente eso. No siempre el paso del tiempo va a poner todo en su sitio. Cuando vivimos un hecho concreto muy significativo o algo mantenido en el tiempo, el cerebro aprende una serie de actuaciones para poder ‘sobrevivir’ a esa situación. Se activan estados de alarma, entra el juego el miedo y nuestro cuerpo se prepara para la supervivencia emocional. Cuando aquello que nos ha dañado deja de estar presente, nuestro cerebro no es capaz de asumir que debe reajustarse y que ya no hay peligro. Vive el día a día con el mismo nivel de alerta y miedo que antes. Y ese estado emocional es el más significativo cuando hay estrés y trauma.

Efectos en nuestra vida

El haber sufrido estrés y trauma deja en cualquier persona una serie de secuelas que van a afectar a la mayoría de áreas de su vida. De hecho, en algunos casos, acaba siendo incapacitante y están afectadas todas las áreas. Esas secuelas y heridas traumáticas son las que identifica la Psicología on line y que sería conveniente evaluar y trabajar.

Entre los síntomas más claros de estar sufriendo las consecuencias que deja el haber vivido estrés y trauma encontramos:

Pensamientos y recuerdos intrusivos

Vienen a nuestra memoria recuerdos relacionados con lo ocurrido de forma recurrente. Esto nos genera pérdida de control sobre lo que pensamos y angustia. Además, puede aparecer episodios donde revivamos con mucho detalle el acontecimiento traumático. Por las noches pueden aparecer sueños relacionados o pesadillas donde revivimos lo acontecido. Y, también nos podemos encontrar con que aquellos elementos que asociemos a lo vivido, también nos despierten la angustia.

Necesidad de evadirnos

Ante el malestar que estamos sufriendo, el cerebro busca mecanismos directos o indirectos de evasión. Podemos encontrarnos evitando lugares o conversaciones, tratando de desviar frecuentemente el tema. De hecho, en algunas ocasiones, incluso hacemos como si eso nunca hubiera existido, aunque queda latente en nuestra memoria. Y también podemos tener fases de huida, donde recurramos a elementos que nos hagan fugarnos emocionalmente, como el alcohol.

Alteración del estado de ánimo

El haber sufrido estrés y trauma repercute directamente en nuestro sistema emocional, especialmente en torno a dos emociones: miedo y tristeza. Se entrelazan estados de apatía y desesperanza con temor y pánico. También perdemos el interés por actividades que antes nos gustaban o empezamos a relacionarnos en mucha menor medida. La valoración personal se daña, podemos llegar a sentir culpa o pensamientos recurrentes negativos sobre nosotros mismos.

Cambio en el patrón emocional

Nuestras emociones nos ayudan a gestionar aquello que vivimos y también aparecen como reacciones a lo que está sucediendo. Todos nosotros tenemos una serie de patrones emocionales más o menos estables. Cuando hay estrés y trauma, esos patrones se ven alterados. Reacciono de una forma desbordada o apática o me asusto fácilmente. Pero también hay ataques de rabia o una agresividad casi permanente. Esto hace que estemos siempre a la defensiva.

¿Qué ocurre cuando nos gestionamos el trauma o el estrés?

El haber sufrido acontecimientos significativos y dolorosos genera heridas traumáticas en nosotros. Independientemente del tiempo transcurrido desde que ocurrió, podemos seguir sufriéndolo como si hubiera pasado ayer mismo. Esto se debe al mecanismo de supervivencia aprendido por el cerebro que decíamos anteriormente. Y este mismo mecanismo es el que impide que podamos aceptar lo ocurrido y liberarnos del dolor.

El no gestionar el estrés y el trauma va a llevarnos a seguir sufriendo por algo que ya pasó. Vemos como diferentes aspectos de nuestra vida se dañan y no sabemos cómo gestionarlos. Perdemos parte de nuestro autoconcepto, nos desvalorizamos y la ansiedad es muy desbordante. Por eso, siempre es importante identificar qué nos ocurre, que supone un problema para nosotros y que podemos encontrar una solución.

Los psicólogos para estrés online

¿Se puede superar el estrés y el trauma a través de la Psicología on line?

Haber sufrido estrés y trauma no nos incapacita para poder llevar en el futuro una vida con normalidad y tranquilidad. Sin embargo, si contamos con heridas traumáticas no trabajadas, vemos que somos incapaces de seguir adelante. 

La terapia psicológica online está diseñada para que encontremos herramientas a todo lo que nos ocurre. Existen diferentes técnicas diseñadas para trabajar específicamente con estrés y trauma, lo que nos ayuda a liberarnos del dolor y poder volver a sentirnos bien en poco tiempo.

El psicólogo por videollamada en estrés y trauma. La terapia virtual te ayuda a liberarte del dolor

Gracias al psicólogo online, podemos trabajar en las sesiones de terapia on line con estrés y trauma. Podemos ver qué es lo que ha ocurrido, de qué forma nos está afectando actualmente y qué diferentes formas de solucionarlo tenemos. Aunque no se borrará lo sufrido, sí podremos continuar con nuestras vidas y liberarnos de la carga que llevamos arrastrando desde hace tiempo.

Ha llegado el momento de dedicarte tiempo y energía. Adquirir nuevas herramientas te proporcionará mayor bienestar y podrás enfrentarte mejor a los conflictos actuales y futuros.