Cómo ganar confianza y seguridad en uno mismo en solo 7 pasos

Cómo ganar confianza y seguridad en uno mismo en solo 7 pasos

La seguridad en uno mismo es un compromiso diario. Ganar confianza y ser más seguro puede hacer que crezcas en bienestar y felicidad. Así, te enfrentas mejor a los retos diarios, alcanzas tus metas y el camino es mucho más fácil. Eres el reflejo que transmites a los demás. Por tanto, es importante mostrar seguridad y confianza en uno mismo.

Ganar confianza y seguridad en uno mismo

Cada uno de nosotros busca desarrollarse, alcanzar sus objetivos, de la manera más fácil posible. Pero muchas veces pensamos que aquello que queremos en demasiado grande y que no lo merecemos. No debes olvidar que el comiendo de una meta comienza con tu capacidad de creer que lo alcanzarás. El optimismo nos ayuda a apuntar más alto. Y, por supuesto, a buscar las herramientas que nos hagan alcanzar ese objetivo.

Una herramienta fundamental es la confianza en uno mismo. Nos ayuda a crecer en amor propio, a comunicarnos de manera positiva. Así, es nuestra capacidad de ponernos como prioridad en nuestras vidas, respetarnos y ser genuinos.

¿Qué implica la seguridad en uno mismo?

  • Expresarte de forma abierta. Y, además, poder decir cómo te sientes y cuáles son las causas.
  • Definir lo que quieres y lo que buscas.
  • No limitarte a la hora de opinar. Esto implica que, dentro de unos límites, no te dejas influir por los demás.
  • Ser asertivo. Decir sí, decir no, sin culpabilidad. Y recordando que siempre puedes cambiar de opinión.
  • Respetarte y respetar a los demás a través de tu lenguaje.
  • Cuidar tu cuerpo y tu mente.

7 pasos para ganar confianza y seguridad en uno mismo

Hablar desde la seguridad y la confianza hará que expreses y desarrolles tus ideas. De esta forma, te permitirás marcarte objetivos y lograrlos. Así tus expectativas irán creciendo a medida que irás creciendo tú. Además, deberás rodear de todos aquellos que te ayuden a ser la mejor versión de ti mismo.

Confianza y seguridad en uno mismo implica, por encima de todo, respeto hacia uno mismo. Por eso, pon en práctica los siguientes 7 pasos que te ofrece tu psicólogo online.

1. Cuida todo pensamiento.

Primer debes ser consciente de cuáles son los pensamientos que van pasando por tu cabeza cada día. Verás que la mayoría son negativos y muy limitantes. Tranquilo, es normal, todos solemos tener un sesgo negativo de serie. Así, nuestro cerebro parece entrenado para resaltar lo negativo y obviar lo positivo. Por eso, te recomiendo, que cada vez que te veas pensando en negativo, tomes ese mismo pensamiento y lo conviertas en positivo. “No voy a conseguir ese ascenso” por “Ese ascenso va a ser mío porque lo merezco”.  Al principio, requiere un esfuerzo cognitivo. Pero con el tiempo, se convertirá en algo automático.

2. Identifica tus fortalezas personales.

La Psicología Positiva lo tiene claro: identifica aquello que se te da bien, aquello que va alineado con lo que eres. Y empieza a trabajar desde esa perspectiva. ¿Qué te apasiona? ¿Qué se te da bien? ¿Con qué actividades encuentras que fluyes? No se trata de que ahora le des la vuelta por completo a tu vida. Lo que quiero es que con lo que ya tienes, con tu trabajo, por ejemplo, empieces a trabajar centrándote en tus fortalezas.

3. No pierdas la fe en ti mismo.

Debes potenciar tu fe en ti mismo. Haz llegado ya muy lejos, y seguirás haciéndolo. Simplemente te falta ahora mismo visión de tus capacidades. ¿No te lo crees? Haz una línea del tiempo sobre un folio. El inicio será cuando naciste, y el polo opuesto el momento actual. Coloca de forma cronológica todos los logros que hayas ido alcanzando estos años. ¿Lo ves?

4. Amigos siempre en positivo.

Si te rodeas de personas que te hunden, que te critican y que no te ayudan en absoluto, estarás condenado a una baja autoestima. Las personas de las que nos rodeamos deben ser nuestra mayor fuente de apoyo. ¿Tienes un amigo que es una nube negra constante sobre ti? Tal vez tengas que hacer algo.

5. Enorgullécete.

Cada acto, cada logro, cada victoria, merece ser celebrada. No es arrogancia ni prepotencia. Mereces estar orgulloso de lo que eres y de lo que consigues. No ensombrezcas lo que haces. Solo tú lo haces, sólo tú andas ese camino. Ya te criticas demasiado. Empieza a elogiarte.

6. Crece cada día.

La mejor forma es que mires dentro de ti todos los días y crezcas con ellos. Escucha tus pensamientos, disfruta del silencio, analiza tus necesidades. Realmente dentro de ti están todas las respuestas, todo aquello que te hará crecer. Tus verdaderas opiniones deben tener cabida.

7. Acepta lo perfecto de tus imperfecciones.

Te miras en el espejo y buscas con crueldad cada imperfección. ¿Para qué? Y, además, ¿realmente es tan importante? Cada detalle en que te focalizas, lo magnificas. Deja de preocuparte por lo que no te gusta. Empieza a mirarte con amor en el espejo, escoge detalles de ti mismo que te gusten. Los hay, solo tienes que aprender a mirar.

Ahora mismo sólo hay una cosa que te frena en tu vida: tú mismo. Por eso, trabaja tu confianza y tu seguridad. De esta forma alcanzarás todo aquello que te propongas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *