Autoconocerse mirando por la Ventana de Johari

Autoconocerse mirando por la Ventana de Johari

¿Sabemos quiénes somos en realidad? ¿Lo saben los otros? ¿Qué partes de nosotros permanecen ocultas para todos? Conocerte adecuadamente es una buena base para afrontar una vida plena y para mejorar tus relaciones con los demás. La herramienta que vamos a presentarte te permitirá enriquecer tu autoestima y enriquecer tus vínculos personales y profesionales, evitando los malentendidos. ¿Qué es la ventana de Johari

Las áreas de la ventana: el yo y los demás

Todos poseemos partes de nuestra manera de ser que el resto de personas desconoce. Pero también sucede a la inversa: todos a nuestro alrededor notan con claridad algún aspecto de nuestra personalidad que nos pasa desapercibido. Por ejemplo, podemos creer ser muy tímidos y no saber relacionarnos con desconocidos, pero nuestros amigos consideran que nos desenvolvemos con soltura en todos los eventos sociales.

Estas diferentes percepciones de la personalidad de cada uno de nosotros puede ser el origen de no pocos conflictos con los demás. Por lo tanto, un mayor autoconocimiento nos llevará a reducir los problemas con nuestros semejantes, tanto en el plano laboral como en la vida personal. Conocernos más implica, además, una mejora de nuestra autoestima.

Para ello, los psicólogos Joseph Luft y Harry Ingham​ crearon, en un intento de describir las diferentes facetas de la interacción humana, la ventana de Johari. En el eje horizontal del gráfico se representa el conocimiento de uno mismo, mientras que el eje vertical refleja lo que saben los demás. De esta forma, la ventana se distribuye en los cuadrantes que describimos a continuación.

1. Área pública

El área pública engloba todo lo que tanto tú como los otros conocen acerca de ti mismo. Son datos y experiencias totalmente públicas, características de tu personalidad que te definen y con las que tú estás enteramente de acuerdo. Por ejemplo, si eres agradable, sensato, temperamental, concienzudo…

2. Área ciega

El área ciega incluye todo aquello que es conocido por los demás, pero que no te dicen. Son percepciones que las personas que te rodean tienen, pero de las que tú no siempre eres consciente. Hacen referencia, en general, a la manera de actuar con los otros. No se trata necesariamente de cuestiones negativas, se puede hablar a tu espalda de tus defectos, pero también, por ejemplo, de que aportas al trabajo en equipo más de lo que tú crees.

3. Área oculta

El área oculta hace referencia a todo el conocimiento de ti mismo que no cuentas a los demás. Se trata de todo aquello que no muestras en público, ya sea por temor o vergüenza con respecto a las reacciones en los otros, o bien por las repercusiones que puedas ocasionar. Un ejemplo muy claro puede ser una timidez que enmascaras mostrando mucho sentido del humor o haciendo bromas.

4. Área desconocida

El área desconocida comprende todo el conocimiento que puedes llegar a tener sobre ti, prestando atención y aprendiendo de las áreas ciega y oculta. En principio, todo lo que se encuentra en este cuadrante no es percibido de forma consciente ni por ti ni por tu entorno. Aquí tienes todos los rasgos de tu personalidad que todavía desconoces, pero que tienen un gran potencial si llegas a descubrirlos.

Completar la ventana de Johari

Para rellenar los cuadrantes de la ventana, es inevitable que entres en contacto con todo tu entorno (familia, amigos y compañeros de trabajo) y recojas tantas opiniones como puedas acerca de ti mismo. Muéstrate receptivo, sincero y cordial. Asume la crítica con deportividad, recuerda que se trata de llegar a conocerte lo máximo posible y eso implica también profundizar en tus defectos.

A continuación, debes incluir toda la información en el área correspondiente de la ventana de Johari. Para valorar el peso que tiene cada una de las áreas, es necesario un proceso de análisis muy meticuloso. Acceder al área desconocida es especialmente trabajoso. Lo deseable es que el área pública sea lo más amplia posible, lo que provocará una mayor comunicación con los demás, más confianza y un aumento de la autoestima.

Para concluir

La clave para tener unas mejores relaciones tanto en el trabajo como en nuestra vida privada es efectuar una reflexión muy minuciosa acerca de la coherencia entre lo que mostramos y lo que los demás verdaderamente perciben. Debemos valorar también si todo lo que no nos atrevemos a mostrar juega en realidad a nuestro favor, tal vez existan secretos que no deban ser mantenidos por más tiempo.

Si tienes alguna duda sobre la ventana de Johari o quieres profundizar en los consejos dados, recuerda que siempre tienes la opción de ponerte en contacto con un psicólogo online, el cual te orientará sobre cómo mejorar tu autoconocimiento. Aquí mismo hay un profesional dispuesto a ayudarte: Contacto

One Comment

  1. Pingback: Curso práctico online de autoestima gratuito ~ Ángel Rull, psicólogo online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *