Marwan y los amores imparables: versos demoledores y amor a quemarropa

Marwan y los amores imparables: versos demoledores y amor a quemarropa

Cantante, poeta, madrileño, sensible. A sus espaldas La triste historia de tu cuerpo sobre el mío, Apuntes sobre mi paso por el invierno o Todos mis futuros son contigo. 39 años y 6 discos. Por si no te había abierto ya el alma, llega con Los amores imparables, un billete de solo ida a lo más profundo de tu ser.

Marwan, imparable

Cuenta con 132.000 seguidores en Instagram y, aun así, su lenguaje es directo, cercano, como si hablara a su círculo más íntimo de amigos. Tal vez ahí esté su secreto, en hablarte con confianza, como solo él sabe hacer. Así son sus canciones y sus poemas, y lo vuelve a demostrar en su nuevo libro.

Los amores imparables vieron la luz hace muy pocos días y todo el que lo ha leído ha vuelto a sobrecogerse. Entre ellos me incluyo. He leído tormenta, pasión, he leído con el alma en carne viva, sintiéndome cómplice de cada verso, inundado por un huracán que a veces se antojaba lleno de calma, pero que te sacudía tres páginas más allá. Y este huracán arrasa todo a su paso, arranca tu casa del suelo y acabas en Oz, sin saber ni cómo te llamas, pero con heridas que creías cerradas a flor de piel, con una luz que escuece con la promesa de que ahora sí curarán. Porque así se las juega Marwan, te sacude y te agita, pero te promete que cuando termine contigo todo habrá pasado, todo empezará a sanar.

Los amores imparables

Yo no quiero que te vayas,
pero tampoco quiero retener tu llama
para que otros nunca conozcan tu fuego,
ni mojar tu pólvora
para que no prendas junto a nadie.
No quiero eso, ni tampoco
llevarte de la mano hacia ninguna parte.
Solo te dejaría irte de aquí
para que fueras a buscarte
—si así lo necesitaras—,
porque eso significaría que a mi lado
no obtienes las respuestas que precisas.
Cortar el vuelo hacia uno mismo
a la persona a la que amas
es parecido a escribir su nombre
con el bolígrafo que certifica una condena.
No quiero perderte,
pero no te quedes junto a mí
si la fuerza que te empuja
no te impulsa a donde ya estuvimos,
si tus pies no prefieren caminar
en dirección hacia nosotros.

3 Comments

  1. Pingback: Autoconocerse con la Ventana de Johari ~ Ángel Rull, psicólogo online

  2. Pingback: Curso práctico online de autoestima gratuito ~ Ángel Rull, psicólogo online

  3. Pingback: Morder la manzana: la revolución feminista que grita Leticia Dolera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *