Cómo subir la autoestima con estas pautas positivas

Cómo subir la autoestima con estas pautas positivas

Cómo subir la autoestima es una de las preocupaciones más extendidas hoy en día. Inseguridad, insatisfacción, necesidad de aprobación externa o no saber decir no son algunos de los problemas derivados. La clave para su recuperación está en girar el foco hacia uno mismo de forma positiva y seguir unas pautas que nos ayuden a reconstruirnos.

Qué es la autoestima

Es un término cada vez más escuchado y extendido, pero no todo el mundo sería capaz de definir qué es la autoestima. La autoestima es la percepción subjetiva que una persona tiene sobre sí misma. Se basa en lo que somos, desde el físico y la personalidad, hasta las herramientas cognitivas o emocionales. Esta valoración es cambiante y se va conformando a través de la experiencia y la educación.

La autoestima está sesgada, ya que nuestro cerebro recompone la realidad en base a sus propios esquemas. No hay un esquema fijo real. Cuando la autoestima está baja, tendemos a desvalorarnos, a creer que somos peores de lo que somos y a que nos faltan características importantes. Este sesgo tan negativo influye sustancialmente en todas las áreas de la vida de una persona.

Cómo subir la autoestima

Construir positivamente la autoestima nos lleva a un mayor bienestar y a una serie de ventajas:

– Mejor estabilidad y gestión emocional.

– Tendencia al logro y motivación para el éxito.

– Mayor sensación de plenitud con nuestro atractivo físico.

– Aumento de la sensación subjetiva de felicidad.

– Mayores contactos sociales y mejoría en los mismos.

– Sensación de control y atribución interna.

Pero ¿qué podemos hacer para ganar seguridad? A través de las siguientes pautas verás cómo subir la autoestima de forma positiva.

1. Evita el perfeccionismo

Como vimos en el artículo Perfeccionismo y Ansiedad, la tendencia a exigirnos en exceso conduce a aumentar la sensación de estrés. Un estado irreal que solo nos repercute negativamente.

2. Gana en compromiso

Enfocarnos en una meta y movilizar nuestras acciones para conseguirla otorga sensación de validez y control. Escoge unos pocos objetivos, diseña un plan y ve a por ellos. Mejor pocos; generan una mayor adherencia y más posibilidades de éxito.

3. Enfócate en el optimismo

La baja autoestima se relaciona con sentimientos de tristeza y desesperanza. Una visión negativa sobre el mundo y sobre uno mismo. Si apostamos por el optimismo, al reducir negatividad, aumentamos autoestima.

4. Diario de gratitud

El diario de gratitud es una de las mejores herramientas a la hora de poner el foco en todos los aspectos positivos de nuestra vida. Este cambio de visión aumenta significativamente el bienestar percibido.

5. 60 minutos al día

Necesitas cada día dedicarte un período de tiempo en exclusiva para ti. Hacerlo te devuelve a tu esencia, a escuchar y atender tus necesidades. Si por tu ritmo diario, 60 minutos seguidos es mucho tiempo, divídelo en periodos de 20 o 30 minutos.

6. Eres único

Las comparaciones son odiosas. Especialmente porque nunca nos comparamos para crecer sino para criticar los que a nosotros nos falta. No te fijes en lo que otros tienen o hacen, salvo que te sirvan como ejemplo para desarrollarte.

7. Aquí y ahora

Céntrate en el presente, en lo que ya tienes y en todo lo que puedes hacer hoy para estar bien. El foco en el futuro, en la carencia o en el miedo solo trae desesperanza. Practica la atención plena en el momento presente.

La única persona que te va a acompañar durante toda tu vida eres tú mismo. Por eso es importante que te cuides, te respetes y te quieras. Sé compasivo con tus errores, agradece lo que tienes y celebra los pequeños éxitos. Haz que cada día quieras estar contigo mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *