Definir abdominales sin esfuerzo con bosu

Definir abdominales sin esfuerzo con bosu

Definir tus abdominales de forma fácil parece algo más típico de la teletienda que de la realidad. Pero con bosu (both sides up) puedes hacerlo sin esfuerzo. Es uno de los elementos más usados a la hora de trabajar la inestabilidad. El entrenamiento se intensifica y los abdominales se definen. No te pierdas los 7 ejercicios para trabajar el abdomen con bosu.

Bosu, la mejor forma de definir fácilmente tus abdominales

El bosu es una media esfera. Esto te permite infinidad de usos a la hora de trabajar tus abdominales (y otras partes del cuerpo). Además, su ventaja principal, es la inestabilidad que crea. Es un punto de apoyo inestable, pero que protege en todo momento la columna vertebral. La inestabilidad permite un mayor desarrollo del músculo. Y la forma del bosu, evita cualquier lesión en la espalda o el cuello.

También, sus dimensiones y su peso hacen que lo puedas usar como carga, por ejemplo, a la hora de hacer sentadillas.

Sin embargo, la máxima eficacia la encontramos cuando se encuentra sobre una zona de apoyo, como es el suelo. Es la mejor forma de definir los abdominales sin esfuerzo.

7 ejercicios para definir rápidamente tu abdomen

Te propongo estos 7 ejercicios para que trabajes tus abdominales con bosu. Una rutina deferente, intensa y, sobre todo, muy eficaz.

1. Cruce alterno de piernas.

Debes colocar la zona baja de la espalda sobre el bosu. Eleva ligeramente las piernas y el tronco. Cruza una pierna debajo de la otra de forma alterna.

2. Flexoextensiones con piernas y tronco.

Invierte el bosu y siéntate sobre su plataforma. De esta forma, úsalo como apoyo inestable. Eleva las piernas y realiza las flexoextensiones de piernas y troncos como se hace sobre una silla o un banco.

3. Escaladores.

Denominado también mountain climber. Apoya las manos sobre el bosu invertido. Lleva de forma alterna las rodillas al pecho, siempre con salto. Trabajarás así los oblicuos y quemarás una gran cantidad de calorías.

4. Estabilización vertical.

De pie o de rodillas sobre el bosu, dobla ligeramente las rodillas, como en sentadilla media. Extiende los brazos y contrae fuertemente el abdomen. Puedes estirar y contraer levemente las rodillas también para intensificar el movimiento.

5. Plancha clásica (plank o estabilización horizontal).

Se realiza de la misma forma que una plancha sobre suelo. Apoyas las puntas de los pies en el bosu (o si tienes dos bosus también los antebrazos en ángulo de 90 grados respecto al codo y cuerpo).

6. Plancha lateral.

Es una eficaz variante del clásico plank. Un ejercicio perfecto para trabajar los oblicuos. Alinea el cuerpo de lado con un antebrazo sobre el bosu o con los dos pies sobre el mismo. Puedes añadirle movimiento, subiendo y bajando la cadera, intensificando así el trabajo.

7. Aleteo de piernas.

Su nombre en inglés es flutter kicks. Normalmente se realiza en el suelo. Esta vez lo haremos con la parte baja de la espalda sobre el bosu. Contra el abdomen y eleva ligeramente piernas y tronco. Moviliza las piernas y realiza un aleteo lento.

La diversidad en la rutina es fundamental. Bosu te permite una gran versatilidad y un mayor trabajo sobre los abdominales. Progresarás rápidamente en esa zona, ya lo verás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *