Elimina la procrastinación y aumenta tu productividad

Usar el tiempo con eficacia y productividad

Nuestro actual modo de vida nos exige un óptimo aprovechamiento del tiempo. Debemos rendir con eficiencia en el trabajo y disponer de tiempo libre para nuestro ocio y para disfrutar de familia y amigos.

Esto nos obliga a una constante mejora de la productividad. Uno de los refranes que más utilizamos todos es el de “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”. Lo decimos constantemente, porque somos muy conscientes de la arraigada costumbre de posponer actividades que estamos obligados a realizar.

La postergación de tareas importantes es uno de las situaciones más habituales que suelen reducir nuestra eficacia. Nos autojustificamos y encontramos la manera de posponer aquello que no queremos hacer, tanto en nuestro entorno laboral, como en el hogar o a la hora de atender a familiares o amigos.

Como trastorno del comportamiento que es, llegando a generar situaciones serias de incomodidad o estrés, puede ser recomendable recibir psicoterapia online como apoyo para reducir la procrastinación. Un psicólogo profesional nos ayudará a evitar la ansiedad generada ante las tareas pendientes. Además, nos dará las pautas para incrementar nuestra fuerza de voluntad para afrontar actos que nos parezcan abrumadores o tediosos. 

Tipos de procrastinación

El prestigioso psicólogo y doctor en Medicina Neil Fiore, autor del libro “Hazlo ahora. Supera la procrastinación y saca provecho de tu tiempo”, establece cinco tipos de procrastinación. Fiore deja claro que no todos los tipos arrastran a las mismas consecuencias y, de hecho, la postergación puede tener incluso un valor positivo, pues en el lapso de tiempo durante el que retrasamos la tarea tal vez lleguen a surgir nuevas ideas. Vamos a verlo.

eliminar-procrastinacion-aumentar-productividad

1. Procrastinador perfeccionista

El procrastinador perfeccionista se esfuerza al máximo en las actividades que desempeña por miedo a ser reprendido o avergonzado. Su comportamiento es tan exhaustivo en cada pequeño detalle que gasta muchísimo tiempo en las fases preliminares de un trabajo. De este modo, es habitual que, ante una fecha de entrega, se vea obligado a concluir el trabajo con prisas. Por lo tanto, consigue exactamente lo contrario a lo que pretendía, ya que las posibilidades de cometer errores se disparan ante el agobio final.

eliminar-procrastinacion-aumentar-productividad

2. Procrastinador impostor

Este tipo de procrastinación es típico de ambientes de alta exigencia. La persona se angustia ante la posibilidad de ser considerada no válida y suele acaparar un exceso de trabajo, con el objetivo de ratificar su responsabilidad o competencia ante los demás. Sin embargo, este comportamiento puede derivar en la sensación de “no valer para nada”, sentimiento asociado a la depresión.

eliminar-procrastinacion-aumentar-productividad

3. Procrastinador miedoso

Normalmente, el procrastinador miedoso lo es por falta de motivación, pues desarrolla tareas que le resultan soporíferas, fastidiosas o irritantes. Se asocia este tipo a empleos muy mecánicos, con actividades repetitivas y en las que no se produce una sensación de satisfacción tras el trabajo realizado.

eliminar-procrastinacion-aumentar-productividad

4. Procrastinador abrumado

La persona se ve superada por un gran número de labores pendientes y no se decide a empezar ninguna, como consecuencia de un bloqueo mental que le impide avanzar. Sea por propia voluntad o por exigencias de un superior, el exceso de tareas se percibe como un obstáculo insalvable.

eliminar-procrastinacion-aumentar-productividad

5. Procrastinador afortunado

Hay personas que están convencidas de que solamente trabajan eficientemente cuando están sometidas a una gran presión. Por lo tanto, deciden postergar las tareas hasta el último momento y ponerse en marcha cuando ya no queda más remedio. La obtención de un buen resultado hace que el comportamiento se repita. No obstante, es muy habitual que en muchas ocasiones el trabajo no llegue a realizarse, o al menos no con la calidad deseada.

Técnicas para aumentar nuestra eficacia

La clave para reducir las situaciones de estrés que inevitablemente acabará provocando la procrastinación es una correcta gestión del tiempo. Te damos una serie de recomendaciones para incrementar la eficiencia en tus tareas:

  1. Efectuar un estudio previo de cada tarea concreta. No es necesario que sea un análisis exhaustivo, sino que debe proporcionar una visión global de los recursos y plazos necesarios, lo que puede permitir delegar y/o simplificar.
  2. Establecer, en base al estudio anterior, una correcta planificación del trabajo, creando periodos de tiempo realistas y repartiendo los recursos disponibles.
  3. Asumir solamente las actividades que se puedan cumplir de manera correcta. Es importante saber decir no, especialmente en los casos en los que la motivación para realizar el trabajo no está clara.
  4. Dividir las tareas grandes en sub-tareas más pequeñas y asumibles, de manera que se pueda avanzar paso a paso, o incluso compartiendo el trabajo.
  5. Fijar fechas límite que ayuden a percibir el correcto avance de las labores a desarrollar, buscando una solución en cuanto se produzcan retrasos.

Para concluir

Ahora que ya conocemos los tipos de procrastinadores que existen, tal vez podamos identificarnos con uno de ellos. De esta forma, estaremos en una mejor disposición para mantener a raya esta práctica que seguro que nos hace perder el tiempo en muchas ocasiones.

Si las indicaciones dadas no te ayudan, tal vez tu comportamiento venga motivado por un problema de tipo psicológico, en forma de estrés, frustración o ansiedad. Puedes valorar la opción de ponerte en contacto con un psicólogo online para que te proporcione las herramientas que necesitas. Tienes la oportunidad de hablar con uno aquí: Contacto

3 Comments

  1. Pingback: Trucos para desarrollar la creatividad en equipo ~ Ángel Rull, psicólogo online

  2. Pingback: ¿Cómo ser más productivo? Errores en la planificación de tu agenda

  3. Pingback: Cómo es una consulta psicológica online ~ Ángel Rull, psicólogo online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *