Cómo ayudar a una persona con ansiedad: 10 claves para hacerlo

Cómo ayudar a una persona con ansiedad: 10 claves para hacerlo

Los trastornos de ansiedad afectan a un número elevado de personas. Por eso, es importante saber cómo ayuda a una persona con ansiedad, ya que, por estadísticas, podemos encontrarnos con estos síntomas en personas cercanas. Familiares o amigos más cercanos pueden tener ansiedad y ver cómo su calidad de vida disminuye notablemente. Pero también la nuestra.

Familiares con ansiedad

La ansiedad tiene un efecto negativo directo tanto en quien lo padece como en su entorno cercano. Muchos encuentran que su vida se paraliza y no son capaces de continuar la rutina habitual. Está cargado de sensaciones y emociones de angustia y debilidad, así como una restricción en la calidad de vida. Pero también repercute en la salud física, no solo mental.

Las personas que sufren ansiedad pueden experimentar muchas sensaciones diferentes, ya que existe una disfunción en la regulación con el ambiente. Un desajuste en cómo se enfrentan al día a día. Se ven superados por el ambiente y no lograr superar los obstáculos más comunes.

Es un trastorno que resulta difícil de entender desde la perspectiva de alguien que no lo sufre. Especialmente se agudiza ya que quien sufre ansiedad no comunica el 100% de todo lo que le ocurre. Un miedo a la incomprensión que, paradójicamente, alimenta más dicha incomprensión.

Es, ante todo, un problema donde el que lo sufre no está cómodo ni exagera síntomas. Realmente siente lo que le está pasando y, con frecuencia, a la hora de verbalizarlo, suaviza lo que le pasa.

Cómo ayudar a una persona con ansiedad

Si tienes en tu entorno una persona que sufre este problema, hay pequeñas claves que te dirán cómo ayudar a una persona con ansiedad. El primer paso es buscar ayuda. La ansiedad tiende a crecer con el paso del tiempo y puede desbordar por completo a quien lo sufre si aumenta el estrés.

Una vez que hemos buscado y estamos recibiendo dicha ayuda, podemos apoyar a nuestro familiar o amigo a través de los siguientes pasos:

1. La ansiedad no es síntoma de debilidad

Los síntomas depresivos no aparecen en personas más débiles o que no sepan enfrentarse al mundo. Es una problemática que le puede ocurrir a cualquier persona, cuando no se cuentan con determinadas herramientas necesarias en determinados momentos. No contribuyas a su estigmatización.

2. Evita los consejos

Tendemos a, desde nuestra posición, decir al otro qué tiene que hacer para salir de donde se encuentra. Esto genera una posición de superioridad que hace sentir aún peor a quien sufre ansiedad.

3. Mantén la calma

La ansiedad desborda la capacidad con la que cuenta la persona para reaccionar al entorno. Si en determinados momentos tú también te desbordas, la situación se descontrolará. Mantén la calma para no empeorar la situación. Esto incluye que tampoco debemos dejarnos llevar por la ira.

4. Empuja al cambio

La ansiedad puede hacer que la persona decida encerrarse y/o no hacer nada para cambiar lo que le ocurre, como rechazar ayuda. Busca, desde la empatía, hacer que haya una motivación al cambio.

5. Ayúdale a buscar ayuda

Cuando se encuentre en el momento de buscar ayuda, genera con él las alternativas necesarias. Busca la ayuda profesional que más vaya a adaptarse a sus necesidades en ese momento.

6. Estar disponible

Debemos mantener un equilibrio: no podemos estar disponibles siempre o no apoyarles casi nunca. Deben saber que, de necesitarnos de verdad, vamos a estar ahí. Pero no nos haremos cargo por completo de todos sus problemas. Hay que poner límites.

7. Sé paciente

Quien sufre de ansiedad entra en la circularidad de los pensamientos y de los temas de conversación. Sé paciente y no alimentes lo negativo. Cambia el foco de forma realista y refuerza lo positivo.

8. Refuerza el éxito

Cada pequeño paso que dé la persona en el camino de estar bien debe ser celebrado. No le quites importancia ni enfatices todo el camino que aún queda por recorrer. Cuenta con que cada paso nos acerca a estar bien de forma definitiva.

9. Descarta depresión

Depresión y ansiedad son enfermedades que tienden a solaparse. Descarta que no existan pensamientos que marquen que realmente también aparece una depresión. Y presta atención a síntomas de tristeza excesiva, como ideas suicidas.

10. Optimismo

La esperanza y el optimismo son fortalezas que deben estar presentes, siempre en pequeñas dosis al principio. No debemos pecar de demasiado optimistas. Alejarnos de la desesperanza y hacer que la persona vea que puede llegar de nuevo a estar bien sí está en nuestra mano.

Si crees que alguien de tu entorno está sufriendo un trastorno de ansiedad y necesitas buscar ayuda, ponte en contacto con nosotros. Es una enfermedad que no desaparece con el paso del tiempo: Contacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *