Cómo atraer la buena suerte con Psicología Positiva

Cómo atraer la buena suerte con Psicología Positiva

Cómo atraer la buena suerte nos preocupa a todas las personas, especialmente en momentos importantes de nuestra vida. Hacerlo no consiste en poner en marcha la Ley de la Atracción o hacer rituales de Wicca. La buena suerte puede ser atraída y, además, mantenida a través de la Psicología Positiva.

Suerte y Psicología Positiva

Lo que la Ley de la Atracción nos dice es que, mediante nuestro pensamiento, traemos a nuestra vida aquello en lo que estemos enfocado. Esto puede ser positivo o negativo según lo que estemos pensando. Esta ley no es inmediata y lleva un esfuerzo mantenido en el tiempo.

¿Funciona esta ley? Si borramos de la ecuación los aspectos metafísicos y/o espirituales, la Ley de la Atracción tiene que funcionar. ¿Por qué? Es muy simple. Si tenemos puesto el foco en obtener un ascenso, por ejemplo, movilizaremos todos nuestros recursos para hacerlo. Estaremos atentos a trabajos extra que podamos hacer, méritos que se puedan conseguir y habilidades que necesites aprender.

La Psicología Positiva, desde el esfuerzo y el trabajo, nos enseña a potenciar los aspectos positivos y superar los negativos para lograr aquello que queramos. Se relaciona con la Ley de la Atracción, pero teniendo en cuenta que es realmente la persona quien tiene en su mano lograr lo que quiera. Sí influyen los pensamientos, pero por el poder que ejercen sobre uno mismo, no sobre el Universo.

Cómo atraer la buena suerte

Si tenemos en cuenta, que no siempre podemos escoger aquello que viene a nuestra vida, debemos estar preparados para hacer frente a cualquier cosa. Superar los obstáculos y hacer que lo que sí podemos controlar que llegue, vaya siendo positivo.

Con la Psicología Positiva, tendremos estrategias que nos ayuden a conseguir que todas las oportunidades estén siempre a nuestro favor.

1. Movilízate

¿La suerte nos llegará sentados en el sofá? La suerte realmente viene a través del trabajo. Los regalos de la vida, si se analizan, han sido atraídos a través de pequeños esfuerzos sumados.

Si tienes un objetivo, márcalo, ponlo por escrito y ponte a trazar el plan de acción que te lleve hasta tu meta.

Para ello, sal de tu zona de confort, suma aprendizajes y pierde el miedo.

2. Amplía el círculo

Conectar con los demás, ampliar tu círculo, te ayuda a tener a tu alcance más recursos. Conocer personas que puedan ayudarte en tus objetivos o que te aporten emociones positivas. Para ello, busca ser más proactivo y más sociable.

3. Mejor autoestima

La base de la suerte es atraer lo que queremos y merecemos. Las personas con baja autoestima creen que no merecen cosas buenas. Por eso, es importante que trabajes la confianza y la seguridad. Te empujará a tener más y mejores situaciones.

4. Ábrete a la vida

La suerte viene por la apertura a la experiencia, un rasgo psicológico con el que no todos cuentan. Implica superar las limitaciones, confiar en ti y en los demás. Pero también en tener resistencia y actitud frente a la crítica externa. Esa crítica, bien orientada, podría además ayudarnos a crecer.

5. Fortalezas personales

Si hay algo en lo que confía la Psicología Positiva, es en las fortalezas personales. Son las habilidades que cada persona tiene y en las que se siente cómodo viviendo y trabajando. Estas personales crean siempre bienestar y felicidad.

Sé consciente de cuáles son tus fortalezas, qué se te da bien y cómo puedes potenciarlo. Te acercará a mejores situaciones, a situaciones más plenas y de desarrollo.

Cómo atraer la buena suerte es cuestión de actitud, fortalezas personales y trabajo. Un trabajo que, al disfrutar, deja de ser tedioso. Una vez que movilizamos todo y la suerte empieza a fluir, se retroalimenta y sigue creciendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *