bienestar

Bienestar

El bienestar produce en la persona un sentimiento de satisfacción y tranquilidad. Implican factores como la salud física o las emociones. Pero también entran en juego la psicología o el deporte. Cómo adelgazar rápidamente o cómo podemos empezar a hacer deporte son preocupaciones básicas que giran en torno al bienestar.  

Bienestar psicológico

El bienestar psicológico es un concepto amplio. Se incluyen el comportamiento relacionado con la salud general, las dimensiones sociales y psicológicas. Es el funcionamiento óptimo desde una perspectiva positiva, desde lo mental y emocional. 

Se relaciona con cómo las personas se enfrentan a diario a los retos, cómo los manejan y aprenden de ellos. Es la forma profunda de tener un sentido vital. 

¿Qué dimensiones incluye el bienestar psicológico?

– Autoaceptación. Es la actitud positiva hacia uno mismo, aceptando la personalidad de forma global. 

– Relaciones positivas. Relaciones de calidad con nuestro entorno, tener en quién confiar. 

– Propósito vital. Tener un sentido, marcarse unas metas y orientarse a conseguirlas. 

– Crecimiento personal. Sacar el máximo partido a nuestras habilidades y capacidades. 

– Autonomía. Elegir por uno mismo, tomar nuestras propias decisiones y mantener una independencia personal. 

– Dominio del entorno. Manejamos las exigencias y las oportunidades. Satisfacemos así nuestras necesidades. 

Bienestar físico

Aparece cuando la persona siente que tiene control sobre su cuerpo y este funciona de forma óptima. Una alimentación saludable y una actividad física regular son fuentes imprescindibles de bienestar físico. 

La manera de tratar tu cuerpo y cómo te sientes físicamente afecta a toda tu calidad de vida. Estar cansada o sentir que te falta el aire al subir las escaleras son claros indicadores de esta falta de bienestar 

El bienestar físico empieza cuando escuchamos a nuestro cuerpo y lo tratamos con respeto. Invertimos en él alimentándonos de forma saludable, con un ejercicio físico diario o casi diario. Pero también cuando dejamos conductas tóxicas que nos dañan. 

Tomar ahora la decisión de vivir en armonía con nuestro cuerpo marcará la forma que tendremos de vivir el futuro. 

– Ten conciencia de lo que comes. Todo alimento afecta a tu salud, tanto física como mental. 

– Realiza ejercicio con regularidad. Dedica tiempo a tu flexibilidad y tu resistencia. 

– Duerme y descansa lo suficiente. 

– Atiende a las señales del cuerpo. Muchas veces son indicadores de desequilibrios o enfermedades. 

las herramientas necesarias y no sabes superar conflictos. Pero podrías llegar a sorprendente de tus numerosas capacidades si mejorases tu autoestima. 

La autoestima es la clave del éxito y del fracaso. También es el facilitador de todas las relaciones personales, sociales y laborales. Una buena autoestima genera confianza y respeto por uno mismo. Sabremos desarrollarnos y enfrentarnos a los desafíos de la vida. Además, tendremos el derecho a ser feliz y nos esforzaremos por conseguirlo. 

El bienestar físico y psicológico son pilares fundamentales en nuestra felicidad. Cuidarnos por dentro y por fuera nos hará tener una mayor calidad de vida.